publicación digital geográfica

Espacio y territorio en el análisis geográfico

Boletín de Estudios Geográficos N° 91  Gilbert Vargas Ulate

INTRODUCCIÓN

La misma etimología de la palabra geografía, `geos´ tierra y `graphos´ escritura o descripción de la Tierra hace referencia al espacio de la Tierra, por lo tanto, los geógrafos estudian la superficie terrestre, la diversidad de sus paisajes y la distribución de los procesos, fenómenos y hechos que se ubican en el espacio terrestre, sea este un continente, una zona latitudinal, una región, un país o un espacio local.

Schaefer (1988) dice que el filosofo alemán Kant convertido en geógrafo, en una obra de 1756, llamada Geografía física defiende el carácter de excepción de la geografía, porque ella estudia fenómenos muy heteogéneos que son irrepetibles y únicos en el espacio. Posteriormente, Humboldt (1845) creador de la geografía física, consideraba la geografía como una ciencia sintética, que trabaja con fenómenos diversos, pero teniendo por objeto la localización. La geografía como ciencia de síntesis y de localización, busca las conexiones y relaciones entre los fenómenos que por fuerza que los animan se expresan en la superficie terrestre (1845).

No cabe duda que desde su origen mismo, hasta la geografía física de Alejandro Von Humboldt, el espacio ha sido un concepto ligado a la geografía. A partir del siglo XX, se van a dar diferentes enfoques y concepciones del espacio geográfico que se pueden resumir en dos enfoques: en el primero los geógrafos tuvieron una marcada inclinación por la naturaleza o factores físicos y tratan de explicar que el paisaje o conjunto observado es producto de una interacción de los elementos físicos como el relieve, la geomorfología, el clima, el suelo y la vegetación. En el segundo enfoque, el geógrafo considera como fundamental al individuo y a la sociedad que transforma, vive y construye el espacio y es de nuestro interés estudiar estos cambios desde el concepto de espacio físico hasta el territorio como espacio vivido y construido.

El espacio geográfico en la geografía

Los fundamentos naturalistas de la geografía de inicios del siglo XX se fundamentaron en los naturalistas alemanes Alejandro Von Humboldt y Vladimir Koppen, asi como el inglés Charles Darwin (1998). Humboldt (1845) se intereso por la globalidad, los tipos de relaciones y los fenómenos de la vida que se daban en la naturaleza, constituida ésta, por las pendientes, tipos de rocas, temperatura, masas de aire, hidrología, suelo y vegetación que actuaban en la superficie terrestre. Vladimir Koppen, citado por Mc Knigth y Darrel (2008) propone una zonificación climatológica de la superficie terrestre basada en las variables temperatura y precipitación promedio anual y Charles Darwin definió la geografía como ´como ciencia de la superficie terrestre´, es claro que el concepto de espacio se reducía a la superficie terrestre y a la interacción de los elementos físicos.

Los fundamentos naturalistas fueron el fundamento en la Geografía humana de Federico Ratzel (1914) quien decía que ´la geografía del hombre no podrá tener una sólida base científica hasta que se sitúen como piedra angular de sus fundamentos las leyes generales que regulan la difusión de toda la vida orgánica sobre la Tierra´ y agregaba que la cientificidad de la geografía humana se logra cuando se reconoce la ley de evolución de la especies como ley natural que regula y determina toda la dinámica social. En la corriente determinista de Ratzel el ser humano y las sociedades son un objeto del medio natural, prueba de ello es cuando menciona que ´si la humanidad constituye un todo, por más que éste sea múltiple en sus manifestaciones, esas múltiples manifestaciones y situaciones evolutivas deben explicarse en función de las circunstancias geográficas exteriores.

La noción de espacio y de posición que son fundamentales en la geografía ratzeliana interfieren continuamente en la dinámica de las sociedades y prueba de ello, es cuando dice ´la aparente libertad del hombre aparece aniquilida. El territorio, siempre es el mismo y siempre situado en el mismo lugar del espacio, sirve de soporte rígido a las aspiraciones de los hombres y cuando se les ocurre olvidar este sustrato les hace sentir su autoridad y les recuerda, mediante serias advertencias que toda la vida de la sociedad tiene sus raíces en la tierra´. (Ratzel, 1914).

A finales del siglo XIX, aparece Eliseo de Reclus, que reacciona contra el determinismo geográfico de Ratzel. Besse (2006) considera a Reclus como uno de los representantes de la minoritaria geografía militante o socialista francesa, que heredó de la ilustración el carácter emancipador y cosmopolita, mientras que la mayoría de geógrafos se alineaban con una geografía ligada al colonialismo de las potencias europeas. Eliseo Reclus (1910), crítica fuertemente la geografía colonial cuando dice que rompe el equilibrio individuo – individuo porque los que mandan intentan seguir siendo los amos, mientras que los sojuzgados se esfuerzan por reconquistar la libertad o se someten, habiendo agotado su fuerza de lucha.

Con Eliseo de Reclus (1965) el espacio dejo de ser sinónimo de componente físico y paso a ser un elemento de acción combinada con las personas, que construyen su espacio. Reclus (1965) describe esta nueva relación de la forma siguiente ´ninguna evolución de los pueblos puede ser creada si no es por el esfuerzo individual; es en la persona humana, elemento primario de la sociedad donde hay que buscar el choque impulsivo del medio, destinado a traducirse en acciones voluntarias para extender las ideas y participar en las obras que modificaran el aspecto de los pueblos. El equilibrio de las sociedades no es inestable, más que por la traba impuesta a los individuos, su franca expansión y la sociedad libre se establece por la libertad dada en su desarrollo completo a cada persona humana, primera célula fundamental. Con el hombre nace la voluntad creadora que construye y reconstruye el mundo´. En este caso debemos entender por mundo el espacio geográfico.

El abandono del determinismo natural, continuó con Paul Vidal de la Blanche quien reconoce el papel de la libertad humana en relación con las condiciones del medio físico y consideró que el medio natural provee múltiples posibilidades a las sociedades, por ello, Lucien Febvre (1922) denomina esta perspectiva como posibilismo.

Gilbert Vargas Ulate

descargas para el texto “Espacio y territorio en el análisis geográfico”
Texto completo

Mirá esta novedad

Hacia una geografía del alimento

Boletín de Estudios Geográficos N° 33  INTRODUCCIÓN El alimento, una de las principales razones por …