publicación digital geográfica

Planos Urbanos

Zárate (1986: 38) define el plano urbano como “el resultado de la combinación sobre el espacio de la ciudad, a través del tiempo, de superficies libres (calles, parques y jardines, plazas, lugares de aparcamiento etc.) y de superficies construidas”. Para su representación cartográfica se utilizan escalas grandes, del tipo 1:25.000 o mayores, como 1:10.000 y 1:5.000. También la fotografía aérea y los visores cartográficos son herramientas útiles para el estudio de los planos urbanos.

El comentario de planos de ciudades es uno de los ejercicios clásicos en Geografía Urbana e incluso en el ámbito mayor de la Geografía Humana, porque en el plano se pueden observar las formas geográficas concretas que adoptan los factores y procesos demográficos, sociales, culturales, económicos y políticos que construyen y modelan la ciudad a lo largo del tiempo. En este sentido, Méndez (1988) sostiene que el plano, aunque ofrece una imagen simplificada y parcial de la ciudad limitada a dos dimensiones, también expresa la red de relaciones sociales que, durante la historia, han dado lugar a la fundación, crecimiento y desarrollo de las ciudades.

Precisamente esta vertiente temporal del plano urbano convierte su estudio en un ejercicio muy recomendable para estudiantes de Historia, porque les ayuda a reconocer las formas urbanas características de los grandes períodos históricos y de sus diferentes civilizaciones y ámbitos culturales. A su vez, esta identificación de los paisajes urbanos del pasado resulta necesaria para una comprensión integral y diacrónica de las condiciones de vida de los habitantes de las ciudades y de los profundos cambios registrados en el entorno material en que se desenvuelve una parte sustancial de las relaciones humanas.


Ver e imprimir el texto “Planos Urbanos”
Ver texto completo